viernes, 8 de junio de 2012

The Modistas para Falabella #13 | Íconos de estilo: Grace Kelly

Antes de convertirse en “Su Alteza Serenísima La Princesa Gracia” y en madre de Carolina, Alberto II y Estefanía de Mónaco, Grace Kelly tuvo Hollywood a sus pies. Su reinado duró poco, sólo los primeros años de la década del 50, pero bastó para consagrarla como ícono de estilo.

Izquierda, Audrey Hepburn y Grace Kelly en el backstage de la entrega de los Oscars de 1956. Derecha, junto con Cary Grant en el set de Atrapa a un ladrón, de Alfred Hitchock.

Tres tomas de difusión de la película La ventana indiscreta, de Alfred Hitchock. ¿El estilismo? De la genial –y prolífica– vestuarista Edith Head (¡ya le dedicaremos un perfil!).

Antes de conocer a Raniero en el Festival de Cannes de 1956, Grace Kelly filmó, un año antes y en Mónaco, Atrapa a un ladrón. Al igual que en La ventana indiscreta, Las Modistas morimos por el diseño de vestuario, que también fue de Edith Head.

Espléndida y talentosa, Grace Kelly era una estrella cinematográfica consumada antes de casarse, en abril de 1956, con Raniero, Príncipe de Mónaco. Titulada “La Boda del Siglo”, su enlace con el príncipe, sin embargo, no nos encandila particularmente: dicen que el príncipe buscaba casarse con una celebridad para incrementar el flujo turístico en su principado y, consecuencia de la unión, la actriz no sólo hubo de renunciar a su carrera, ¡sino que su padre tuvo que pagar una dote de 2 millones de dólares!

Para Las Modistas, Grace Kelly es un auténtico ícono de estilo por su belleza y por su porte, por supuesto. “La base de su éxito es su combinación de frescura, elegancia y sensualidad, que ha llevado a que dos directores la compararon con una joven Ingrid Bergman”, apuntó la revista LIFE en un perfil publicado a mediados de los 50, pero también –y principalmente– por la llama interior que la llevó a cumplir con su deseo, el de convertirse en una actriz con todas las letras.

Sólo seis años fueron necesarios para que lograse su cometido. De 1950 a 1956 participó en quince series de TV y en doce películas, cuatro de las cuales la elevaron a la categoría de estrella rutilante: “La ventana indiscreta”, “Crimen Perfecto”, “Solo ante el peligro” y “Atrapa a un ladrón”.

¿Nuestras preferidas? “Atrapa a un ladrón”, protagonizada junto con el esplendor de Cary Grant, y “La ventana indiscreta”, con Jimmy Stewart, quién, en un reportaje, definió el porqué del sello de Grace: “es la mujer más amable que conocí, trajo a mi vida una luz suave y cálida… Verla siempre fue una verdadera vacación”.

Allí, en su suavidad, la clave de un estilo único.
El de Grace Kelly.
Con amor,
The Modistas

Imágenes vía gracekellyonline.com, life.time.com y huffingtonpost.com
Link: http://bit.ly/KlSfJJ

3 comentarios:

LAS LOLITAS dijo...

Nos encantó este post! Grace es lo más.. !

Luella dijo...

:)

Con amor,
The Modistas

Fashions Streets dijo...

Hola!!! me encanto el post! =)

Que esten bien!
besos,
Flor.!
http://fashionsstreets.blogspot.com